El Cuento de la Semana:

liebre

Los Corredores

Se había concedido un premio o, mejor dicho, dos premios: uno, pequeño, y otro, mayor, para los corredores que fueran más veloces; pero no en una sola carrera, sino en el transcurso de todo un año.

-Yo he ganado el primer premio -dijo la liebre-. Es natural que se imponga la justicia, cuando en el jurado hay parientes y buenos amigos. Pero eso de que el caracol obtuviera el segundo premio resulta casi ofensivo para mí.

-De ningún modo -contestó la estaca, que había actuado como testigo en el acto de la distribución premios…

Leer más


Cuentos de la A a la Z

  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. X
  25. Y
  26. Z

Destacados

Traumas Infantiles y Peor Salud en la Adultez.

Un estudio publicado por PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences) en el que se siguió durante años a miles de personas nacidas en Reino Unido, señala que: “Sufrir experiencias adversas durante la infancia, lo que se conoce como ...

Leer más

Ojo con el 3D, puede dañar la vista a los niños

Un estudio de La Universidad de Berkeley en California (EE.UU.) ha revelado que observar de forma prolongada imágenes en 3D puede causar molestias oculares, dolores de cabeza y fatiga. Las películas y los videojuegos en 3D pueden perjudicar la vista ...

Leer más


Cuentos Infantiles

Montevideo

Tenía mucha luz, la ventana más grande, daba justo a la rambla (El borde del rió de la plata, la verdad no sé bien si es un rió, o el mar) el departamento era pequeño y muy bonito, tenía dos habitaciones, la más colorida era la mía, me gusto de inmediato porque tenía mis colores favoritos. Pensé que Papá lo había rentado especialmente por eso. Ese fue el primer recuerdo de mis vacaciones, luego vinieron las caminatas, los paseos, y las hamburguesas riquísimas, aunque Papá se quejaba porque todo era muy caro. No le preste atención porque siempre decía lo mismo. El tercer o cuarto día ya de vuelta del supermercado, Papá me pregunto cuánto me gustaba el Depto., yo le respondí que mucho, entonces me dijo, con la voz temblorosa casi cortada con un papel, que tenía que contarme algo; lo primero fue que el departamento no era rentado sino ...

Leer más