El Cuento de la Semana:

Captura de pantalla 2016-07-18 a la(s) 13.52.10El Gallo de Corral y la Veleta

Éranse una vez dos gallos: uno, en el corral, y el otro, en la cima del tejado; los dos, muy arrogantes y orgullosos. Ahora bien, ¿cuál era el más útil? Dinos tu opinión; de todos modos, nosotros nos quedaremos con la nuestra.

El corral estaba separado de otro por una valla. En el segundo había un estercolero, y en éste crecía un gran pepino, consciente de su condición de hijo del estiércol.

«Cada uno tiene su sino –se decía para sus adentros-. No a todo el mundo le es concedido nacer pepino, forzoso es que haya otros seres vivos. Los pollos, los gansos y todo el ganado del corral vecino son también criaturas.

Leer más


Cuentos de la A a la Z

  1. A
  2. B
  3. C
  4. D
  5. E
  6. F
  7. G
  8. H
  9. I
  10. J
  11. K
  12. L
  13. M
  14. N
  15. O
  16. P
  17. Q
  18. R
  19. S
  20. T
  21. U
  22. V
  23. W
  24. X
  25. Y
  26. Z

Destacados

CLAVES PARA LA FELICIDAD

75 años de estudio en Harvard nos dan la respuesta. Desde su origen (antes de la segunda guerra mundial) el estudio fue diseñado para analizar dos grupos objetivo: Uno eran estudiantes de carrera de Harvard y otro eran muchachos de familias ...

Leer más

7 errores más comunes que cometen los padres con sus hijos

1. Demasiada libertad Si no ponemos límites a los comportamientos, entonces nuestros hijos crecerán sin límites y sin ninguna idea de dónde terminan sus derechos y comienzan los derechos de los demás, parafraseando a Benito Juárez. Si no ponemos límites a los ...

Leer más


Cuentos Infantiles

La Burbuja del Arrepentimiento

Jormilo era un niño muy llevado a sus ideas. No le gustaban las órdenes, menospreciaba las críticas y las advertencias. Todo giraba en torno a él y a su comportamiento supuestamente sin faltas. “¡Qué mundo es éste de vivir con reglas! ¿No pueden dejarme en paz?”, alegaba Jormilo todos los días. Para la mente del niño, había una conspiración de los padres del mundo para impedir a sus hijos ser como ellos quieren ser. Estos pensamientos intrigantes fueron interrumpidos por una noticia agradable: un paseo familiar al lago cercano de la ciudad. ¿Por qué agradable? Porque los padres se relajan, no andan tensos y por lo tanto... ¡no dan instrucciones! Con mucho ánimo, la familia partió temprano en la mañana de paseo. Una vez que llegaron, eligieron el mejor lugar y se instalaron. El padre hacía el fuego de la parrilla y cortaba la carne, la mamá ponía la mesa con una tía, las ...

Leer más